• Inicio
  • Blog
  • ¿Cómo usar una faja y lucir increíble?

¿Cómo usar una faja y lucir increíble?

¿Cómo usar una faja y lucir increíble?

El día de hoy queremos contarles cómo usar las fajas para lucir increíble y para usar todos esos outfits que amamos pero que a veces nos da pena usar por aquel rollito molesto que tenemos en la espalda.

A diario recibimos muchas personas, tanto mujeres como hombres, que vienen a nuestras tiendas buscando una faja que los haga sentirse bien y lucir bien, reduciendo sus medidas y marcando sus curvas.

Todos buscan una faja aliada que les ayude a verse increíbles al usar esos outfits  soñados. Una de las primeras cosas que les preguntamos, es ¿en qué momento piensas usar esta faja?

Fajas Fajitex ofrece fajas de uso diario, fajas deportivas, fajas para ocasiones especiales, fajas post quirúrgicas, postparto, kits post parto, y por supuesto, ¡fajas para hombres!

Una vez que sepamos en qué momento vamos a usar la faja y el uso que queremos darle, también tendremos que decidir qué es lo que queremos: moldear, reducir o resaltar.

Esto nos ayudará a buscar un tipo de faja que nos ayude a cumplir nuestros objetivos.  ¿Quieres reducir cintura? Una faja de alta compresión con tecnología five sculptor funciona, o tal vez ¿prefieres levantar cola y desaparecer los rollitos de la espalda? Una Faja short tipo sisa ¡podría funcionar!

Si por lo contrario, estás buscando una faja que te ayude a recuperarte después de una cirugía, la faja de alta compresión con costuras planas podría funcionar. Si acabas de tener la maravillosa misión de ser mamá, te podría recomendar la faja hasta la rodilla con broche al centro, ya que te ayudaría en la recuperación post parto, permitiéndote además amamantar.

Los hombres que quieran probar las fajas también deben saber cuales son sus objetivos al momento de usar fajas, y así poder decidir qué faja es la correcta para ellos,también deben saber si la piensan usar de forma diaria o durante el ejercicio.

Recuerda que debes tener claro los siguientes puntos al momento de comprar una faja: qué uso le voy a dar y qué objetivos tengo. Tener esto presente nos ayudará a elegir el modelo de faja que mejor se adecúa a nosotros y a nuestro objetivo, y ayudará a la persona que nos está asesorando con la elección, a que sepa qué talle deberías usar.

 

¿Cómo usar  una faja?

Dentro de todos los tipos de fajas, existen dos características que debemos tener en cuenta para poder elegir mejor y que determinarán el uso que le vamos a dar a la faja que escojamos. Estas dos características importantes son: los broches y la cremallera.

El principal beneficio de las fajas de broches es la posibilidad de graduar la compresión a tu gusto y tener hasta tres tallas en una sola prenda gracias a la gran capacidad de variaciones que puede tener una faja con broches.

La ventaja de este tipo de fajas es que podemos cambiarle la compresión dependiendo de si reducimos medidas, o de las actividades que tengamos. Por ejemplo, podemos usar los ganchos del medio si es que estamos usando una faja a diario y no queremos tanta compresión, o podemos usar los últimos ganchos, en caso de tener un evento especial y queramos reducir aún más nuestras medidas.

Así es como debes usar una faja de broches:

  • Te colocas primero la faja por las piernas, y la subes hasta arriba.

  • Comienza a cerrar los broches desde abajo hacia arriba, en la hilera de broches con el cual te sientas más cómoda.

  • Cierra hasta el último broche, la faja debe quedar al ras del busto.

Las fajas con cremallera, por su parte, están diseñadas para proporcionar la compresión adecuada, ayudándote a reducir medidas y controlar el exceso de grasa acumulada en sitios específicos de tu cuerpo.

Si vas a usar una faja de cremallera, haz lo siguiente:

  • Te colocas primero la faja por las piernas, y la subes hasta arriba

  • Cierra el primer broche y subes la cremallera hasta allí

  • Cierra la faja broche a broche, y subiendo la cremallera de a poco

  • Cierra hasta el último broche, y subes la cremallera hasta que la faja quede cerrada al ras del busto

Conociendo estas variantes en las fajas, te cuento ahora cómo se usa cada tipo de faja.

¿Cómo se usan las fajas reductoras?

En el caso de las fajas reductoras, Fajas Fajitex cuenta con una gran variedad de referencias, y la elección depende básicamente del momento que deseamos usar la faja y en lo que queremos resaltar.

Hay gran variedad de fajas, pero existen dos tipos básicos de fajas reductoras: las estilo cinturillas y las tipo chalecos.  

Si vas a usar una faja de cinturillas, haz lo siguiente:

  • Comienza cerrando el primer broche que está debajo del busto

  • Coloca broche a broche hasta terminar

  • Acomoda tu cinturilla

Si vas a usar una faja tipo chaleco:

  • Coloca primero los brazos

  • Acomoda la faja chaleco

  • Inicia cerrando el primer broche que está debajo del busto

  • Cierre broche a broche

  • Acomoda nuevamente y ¡listo!

¿Cómo se usan las fajas postparto?

Este tipo de faja es ideal para cuando nos estamos recuperando de un parto, ya que nos ayudan a controlar nuestro abdomen, definir nuestra cintura y colaboran con el proceso de recuperación, facilitándonos los movimientos y el proceso de adaptación de nuestro cuerpo.

Las fajas postparto están diseñadas de tal manera que no afectan para nada la capacidad de amamantar, y su compresión ayuda a reducir la inflamación de la zona abdominal que nos sucede de forma natural luego de un parto natural o una cesárea.

Una de las fajas que recomiendo para luego de un parto es la Faja hasta la rodilla, espalda alta, o el Kit post parto mamá primeriza en el cual puedes obtener dos fajas post parto.

Ya sea que seas mamá por primera vez, o madre de varios hijos, todas podemos usar una faja que se adapte a nuestras necesidades puntuales.

Recuerda que es importante siempre asesorarte con tu médico de cabecera antes de usar una faja, y elegir la faja y el talle que más te convenga con tus medidas corporales.

¿Cómo se usan las fajas post quirúrgicas?

Primero que todo, te cuento que tenemos una gran variedad de fajas y accesorios que nos ayudan para después de una cirugía, y la faja que compres dependerá del tipo de cirugía que te has realizado y en la zona que necesitas comprimir para una recuperación óptima.

Las fajas post quirúrgicas son muy buenas en mantener una presión concentrada para aplanar el área operada de la mejor manera posible, y para ayudarte a estar segura en tu proceso de recuperación.

las fajas post quirurgicas nos ayudarán a reducir la inflamación, la acumulación de líquidos, molestias, dolores y nos apoyara en el proceso de devolverle la forma normal a nuestros cuerpos.

El uso de las fajas postquirúrgicas luego de una cirugía depende del tipo de faja o accesorio que vayamos a utilizar.

Las fajas vienen empacadas en un tipo de bolsas especialmente diseñadas para que podamos ponerlas en la nevera, esto nos ayuda en el proceso de desinflamación, y a sentir alivio durante los primeros días luego de nuestra operación.

¿Cómo se usan las fajas para hombres?

En nuestra línea masculina, encontramos 3 tipos de fajas básicas: Faja tipo Chaleco, la faja masculina Completa y el boxer tipo faja. Estas fajas se colocan y utilizan de la misma manera que las de la línea femenina. 

 

Para la faja tipo chaleco masculina:

  • Debes colocar primero los brazos

  • Cerrar los broches uno a uno, desde abajo hacia arriba

Para colocar la faja masculina completa:

  • Se utiliza sin ropa interior

  • Introducimos primero las piernas, y luego los brazos

  • Una vez colocada, comenzamos a cerrar la cremallera desde abajo: abrochamos, y cerramos la cremallera, así hasta cerrar.

Recuerden que con el uso diario de las fajas podremos moldear nuestro cuerpo de la manera que queramos, permitiéndonos ¡vernos increíbles en cualquier vestimenta que quieras probar!

    Deja una respuesta